En caso de que el centro de trabajo sea mi propio domicilio, ¿debo facilitar el acceso a la Inspección de Trabajo?

Continuando con esta serie de publicaciones sobre dudas en relación a aspectos básicos relacionados con la Prevención de Riesgos Laborales en los centros de trabajo, hoy planteo qué hacer en el caso de que el centro de trabajo sea el propio domicilio del trabajador.

Al respecto hay que comentar que los inspectores y subinspectores de trabajo están facultados, en primer lugar, para entrar libremente en cualquier momento y sin previo aviso, en todo centro de trabajo, establecimiento o lugar sujeto a inspección y a permanecer en ellos. La normativa reguladora hace extensiva esta facultad a cuantos funcionarios públicos acompañen al inspector actuante en su gestión comprobatoria.

La libre entrada encuentra, sin embargo, un límite infranqueable en el respeto a la inviolabilidad del domicilio particular, de tal modo que cuando el centro de trabajo a inspeccionar coincidiese con el domicilio de la persona física afectada, habrá de obtenerse el consentimiento expreso de la misma o, en su defecto, la oportuna autorización judicial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s