Coste – Beneficio de la Prevención de Riesgos Laborales Jornada Técnica (21/06/2016 Barcelona)

El modelo económico que ha imperando en el mundo empresarial ha sido el de maximización del beneficio, descuidándose en gran medida el control del cúmulo de costes ocultos derivados de la limitada racionalidad en el empleo de los recursos disponibles y la falta de control de los factores de ineficiencia, los cuales suelen ser muy altos.

Al no controlarse, se diluyen en la contabilidad empresarial como algo no conocido pero inconscientemente asumido y que puede tener consecuencias muy graves para el futuro de cualquier organización. En coherencia con ello, bajo un modelo de prevención reactivo que ha perdurado mucho tiempo en nuestra sociedad, la acción preventiva fue entendida más como un coste o gasto ineludible que como una inversión. Pero afortunadamente las cosas han cambiado. Las empresas saben que deben contribuir al bien común y dar respuesta satisfactoria a las demandas de los diferentes grupos de interés con los que interactúan, empezando por los propios trabajadores.

La Ley de PRL tras 20 años de existencia ha permitido que el modelo de actuación que prevalezca sea hoy “proactivo” y el sistema preventivo que toda organización debe implementar, integrado a su sistema general de gestión empresarial, haya de ser eficaz y, por ello, de demostrable rentabilidad social y económica. Para avanzar, integrando la prevención en la cultura empresarial, es necesaria la medición de los valores tangibles e intangibles que aporta una prevención bien hecha y de alta efectividad, superando los modelos convencionales de análisis del coste-beneficio, de limitada utilidad. La inversión en lo humano, o sea, en el talento y la salud de las personas, a diferencia de las inversiones tecnológicas, genera rendimientos crecientes que deben ser gestionados a través de indicadores cuidadosamente seleccionados. Los avances generados en la última década en la medición del capital intelectual de las organizaciones permiten ser trasladados hoy con efectividad a la PRL y, con ello, poder demostrar su estrecha interrelación con la excelencia empresarial, la competitividad y los beneficios generados. La siniestralidad laboral, el absentismo, la rotación de personal y el “presentismo”, así como sus costes asociados, son indicadores clave de resultados en tal proceso de medición.

Esta jornada pondrá sobre la mesa avances en el conocimiento del coste-beneficio de la PRL, con atención especial al desarrollo de sistemas de medición. Se expondrán al respecto recientes estudios, del INSHT y otras entidades, sobre seguridad laboral viaria y estrés laboral. Y completará el contenido de la jornada la exposición de experiencias empresariales de éxito en las que la atención a las personas y sus condiciones de trabajo han sido determinantes en los procesos de evolución generados. El debate sobre tales aportaciones podrá ser enriquecedor para desarrollar una PRL de valor estratégico que será motor de excelencia en estos nuevos tiempos.

Organiza: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo

Lugar de celebración: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo

C/Dulcet, 2. 08034- Barcelona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s