Vigilancia de la salud, medicina del trabajo y reconocimiento médico. ¿Son lo mismo?

VIGILANCIA DE LA SALUD

La Vigilancia de la Salud es una de las técnicas preventivas de la Medicina del Trabajo.

Podemos definirla como el “conjunto de actuaciones sanitarias colectivas e individuales que se aplica a la población trabajadora con la finalidad de evaluar, controlar y hacer un seguimiento de su estado de salud, con el fin de detectar signos de enfermedades derivadas del trabajo y tomar medidas para reducir la probabilidad de daños o alteraciones de la salud”.

La Vigilancia de la Salud no es sólo el Reconocimiento Médico, quizás la parte más visible de carta al cliente, sino que además de éste conlleva una serie de actuaciones en cuanto a: Programación y planificación, Programa de vacunaciones, Análisis estadístico y Memoria anual.

La Vigilancia de la Salud es un instrumento de los Programas de Prevención en la empresa, y sirve para detectar posibles daños a la salud derivados del trabajo, así como promocionar la salud a los trabajadores.

MEDICINA DEL TRABAJO

¿Es lo mismo que vigilancia de la salud?

No, puesto que la Vigilancia de la Salud es una parte de la Medicina del Trabajo, que es una de las disciplinas preventivas establecidas por la normativa, junto con la Seguridad en el Trabajo, la Higiene Industrial y la Ergonomía y Psicosociología Aplicada.

La Medicina del Trabajo es, además, una especialidad médica que se encarga del cuidado de la salud de los trabajadores en el entorno laboral que incorpora más aspectos como son el estudio y seguimiento de patologías de origen laboral, promoción de la salud en la empresa, primeros auxilios en el centro de trabajo, así como de la vigilancia de la salud explicada anteriormente.

¿Y EL RECONOCIMIENTO MÉDICO?

El Reconocimiento Médico consta de varias partes:

– Una entrevista clínico-laboral: para obtener los datos de antecedentes personales, familiares, hábitos personales, historia laboral, y los riesgos principales del puesto de trabajo.

– Una exploración física, general del estado de salud, y particular en referencia a los protocolos específicos en función del puesto de trabajo.

– Pruebas complementarias en función de los protocolos, la exploración física y el criterio médico, como son analíticas de sangre, audiometrías, etc.

¿Y EN QUÉ SE DIFERENCIA DEL RECONOCIMIENTO MÉDICO RUTINARIO?

Se diferencia en que el examen médico para la Vigilancia de la Salud tiene en cuenta los riesgos profesionales. En este sentido, debe partir del conocimiento de la evaluación de riesgos del puesto de trabajo y de las condiciones del lugar de trabajo (ambientales y psicosociales) realizado por los Técnicos en Prevención de Riesgos Laborales, ya que el objetivo principal de la Vigilancia de la Salud es adecuar las Condiciones de Trabajo de los trabajadores y trabajadoras para controlar su estado de salud según los riesgos existentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s