Libro “Prevención y primeros auxilios en hostelería”.

La presentación se produjo dentro del acto de inauguración del curso académico 2017-2018, organizado por la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao. Contamos con la presencia de uno de los autores Jacinto Batiz, con el Director de Operaciones de Mutualia Jorge Arbaiza, con el Director General de Osalan Alberto Alonso y con Fernando Canales, Chef del Proyecto Etxanobe.

El sector de la hostelería, no es uno de los sectores a los que se les asocie una importante incidencia de la siniestralidad Laboral, pero debido a su creciente importancia en Euskadi, cada año tiene una mayor incidencia. El año pasado, hubo 163 accidentes en establecimientos hoteleros, afortunadamente ninguno de gravedad. En restaurantes y bares se contabilizaron 1048, dos de ellos graves. Por su parte, Jorge Arbaiza Director de Operaciones de Mutualia, señaló que: “Los accidentes ocurridos en el sector de la hosteleria suponen el 4,64% del total de los accidentes con baja declarados por las empresas, de los cuales el 99,82% fueron de carácter leve y el 0,18% graves. Prácticamente el 85% de estos accidentes son lesiones superficiales, torceduras y quemaduras.

Teniendo en cuenta lo anterior, las características de las empresas que componen el sector, mayoritariamente pequeñas empresas con recursos limitados para incidir en el tema y su repercusión también en los clientes, el libro que se presenta es una guía básica para la prevención de los accidentes en este sector que bien podría ser aplicable a muchos otros sectores y asociaciones.

El libro, editado por Mutualia, tiene como autores a Jacinto Bátiz Cantera (médico), Ainhoa Bátiz Cano (médico), Gorka Bátiz Cano (chef-cocinero) y a Olatz Bátiz Cano (psicóloga), y como coautor, a Pedro Gamboa Setién, presidente de la sección de Alergología de la ACMB y médico de IMQ. Las ilustraciones y maquetación han corrido a cargo de Pablo Barredo, cuenta con el prólogo de Ricardo Franco Vicario.  Abarca las diferentes situaciones de peligro que pueden darse en restaurantes y hoteles, como intoxicaciones, quemaduras, electrocuciones, cortes, traumatismos, atragantamientos, pérdidas de conocimiento, accidentes vasculares, alergias y otros. También aborda los riesgos psicosociales de estos trabajadores, con especial atención al estrés.

La obra, de 148 páginas, se edita en dos versiones: una en castellano y otra en euskera. La edición se enmarca dentro del Plan General de Actividades Preventivas de la Seguridad Social  que desarrolla Mutualia, en colaboración con la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales (Osalan).

En definitiva, como muy bien se indica en el Prólogo, por el Doctor Ricardo Franco, “Es una guía útil y necesaria no solamente para los trabajadores de estos establecimientos -prevención y auxilio-, sino para el público en general, usuario de los mismos”.

http://www.mutualia.es/opencms/export/shared/images/stories/documentos/prevencion/manuales/24-prevencion-hosteleria.PDF

http://prevencionar.com/2017/11/28/mutualia-edita-libro-prevencion-primeros-auxilios-hosteleria/

 

Anuncios

OSALAN. Resumen, ponencias, fotografías y vídeos del taller sobre edad y trabajo.

El pasado día 9 de noviembre se celebró en la biblioteca de Bidebarrieta en Bilbao la jornada formativa “función para la edad y estado de salud en el trabajo”, donde acudieron aproximadamente 110 personas entre profesionales de prevención de riesgos laborales y personal interesado desde los puntos de vista de la plantilla trabajadora y del mundo empresarial.

Durante la jornada se trató de la situación actual en las empresas con la plantilla cada vez de mayor edad desde la perspectiva de la medicina del trabajo y de la prevención de riesgos laborales.

Queremos agradecer a todos los ponentes su participación y colaboración durante esta jornada, así como a todo el personal que ha colaborado en la organización de la misma.

http://www.osalan.euskadi.eus/s94-contresu/es/contenidos/informacion/ponencias_jt171109_edad/es_def/index.shtml

Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2022.

La seguridad y salud en el trabajo constituye un atributo intrínseco del desempeño profesional, al que el Estatuto de Autonomía para Andalucía se refiere de forma explícita en su artículo 10.3.1.º en el que establece que la Comunidad Autónoma de Andalucía ejercerá sus poderes atendiendo, como un objetivo básico, a la consecución del pleno empleo estable y de calidad en todos los sectores de la producción, con singular incidencia en la salvaguarda de la seguridad y salud laboral. Asimismo, el artículo 37.1.10 del Estatuto establece que el empleo de calidad, la prevención de los riesgos laborales y la promoción en el trabajo, son principios rectores de las políticas públicas.

Dichas premisas anteriormente mencionadas nacen del mandato que recoge el artículo 40.2 de la Constitución Española, donde se establece como principio rector de la política social y económica que los poderes públicos velarán por la seguridad e higiene en el trabajo. El contenido de este mandato constitucional se traduce en la necesidad de diseñar y desarrollar una política de protección de la salud de los trabajadores y trabajadoras mediante la prevención de los riesgos derivados de su trabajo, que debe considerar las actuaciones que la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, encomienda a las administraciones públicas competentes en materia laboral y sanitaria.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 149.1.7.º de la Constitución, el Estado tiene competencia exclusiva en materia de legislación laboral, sin perjuicio de su ejecución por los órganos de las Comunidades Autónomas. Así, el artículo 55.2 del Estatuto de Autonomía para Andalucía explicita la competencia de la Comunidad Autónoma de Andalucía en «… la ordenación y la ejecución de las medidas destinadas a preservar, proteger y promover la salud pública en todos los ámbitos, incluyendo la salud laboral…». El artículo 63.1.4.º establece que corresponden a la Comunidad Autónoma, en el marco de la legislación del Estado, las competencias ejecutivas en materia de empleo y relaciones laborales, que incluyen en todo caso la prevención de riesgos laborales y la seguridad en el trabajo.

Por otra parte, el artículo 171 del Estatuto de Autonomía para Andalucía, denominado «Seguridad y salud laboral», dispone en su apartado 1 que la Administración Pública contribuirá a garantizar la seguridad y salud laboral de las personas trabajadoras, para lo cual diseñará instrumentos precisos de control y reducción de la siniestralidad laboral, así como mecanismos de inspección y prevención de los riesgos laborales. En su apartado 2 se establece que la Comunidad Autónoma se dotará de instrumentos propios para la lucha contra la siniestralidad laboral. Finalmente, el artículo 173 dispone que la Comunidad Autónoma tendrá política propia de relaciones laborales, que comprenderá, en todo caso, las políticas de prevención de riesgos laborales y protección de la seguridad y salud laboral.

El Gobierno andaluz, consciente de la necesidad de implantar un marco estratégico ambicioso que impulse mejoras eficaces en materia de seguridad y salud en el trabajo y de su trascendencia en la sociedad aprobó, mediante Acuerdo de 9 de mayo de 2017, la formulación de la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2022, cuya finalidad es establecer un enfoque estratégico y una serie de líneas de actuación prioritarias que promuevan la mejora de la seguridad y salud laboral de las personas trabajadoras en Andalucía.

Para posibilitar un diseño eficiente se ha partido de un análisis riguroso de la situación de la prevención de riesgos laborales en Andalucía, en el que han tenido un papel destacado los agentes sociales y económicos más representativos y el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales. Los recientes cambios en el mercado laboral, que muestra signos de precarización tras la crisis económica experimentada y que está sujeto a una rápida transformación atendiendo a nuevas modalidades de producción y prestación de servicios, así como la reactivación de la actividad económica en su conjunto, se han revelado como factores decisivos para que se produzca un aumento relativo de las cifras de siniestralidad laboral en los últimos años, además de existir un cambio de patrón en las causas de los accidentes en jornada de trabajo que es necesario considerar en el diseño de las políticas públicas.

Esta tendencia y sus principales características se han tenido en cuenta para la formulación de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020, aprobada por el Consejo de Ministros con fecha 24 de abril de 2015, que conforma el marco de referencia de las políticas públicas en materia de seguridad y salud en el trabajo hasta 2020 y, por tanto, orientará las actuaciones de las instituciones competentes y con responsabilidad en prevención de riesgos laborales de los próximos años, coherentemente con las directrices del Marco Estratégico en materia de salud y seguridad en el trabajo 2014-2020 de la Unión Europea.

En el procedimiento seguido para su elaboración, la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2022 ha sido informada por el Consejo Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales y se han cumplimentado los trámites de audiencia e información pública, así como el resto de previsiones establecidas en el apartado 4 del Acuerdo de Consejo de Gobierno de 9 de mayo de 2017 de Formulación de la Estrategia. Además, se ha tenido en cuenta en la definición de todas las actuaciones el principio de igualdad de género, dando así cumplimiento al mandato de transversalidad recogido en el artículo 5 de la Ley 12/2007, de 26 de noviembre.

En virtud de lo anteriormente indicado, a propuesta del Consejero de Empleo, Empresa y Comercio, conforme a lo dispuesto en el artículo 27.13 de la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, el Consejo de Gobierno, en su reunión del día 14 de noviembre de 2017 […]

2. El texto de la Estrategia estará disponible en el sitio web: http://juntadeandalucia.es/organismos/empleoempresaycomercio/areas/seguridad-salud/estrategias-programas.html.

http://prevencionar.com/2017/11/29/estrategia-andaluza-seguridad-salud-trabajo-2017-2022/

Guía de buenas prácticas preventivas en las operaciones de corte de tuberías de fibrocemento.

La consciencia generalizada sobre los riesgos que presenta el uso del amianto comienza
a extenderse recientemente, buena muestra de ello es que hasta el año 1978 no fue
aprobada una Resolución del Parlamento Europeo que declaraba al amianto como sustancia cancerígena, y hubo que esperar a la década de los 90 para que se prohibiera su uso en la mayor parte de los Estados europeos, asumiendo esta decisión la Unión Europea en 1999, que dio un plazo de cinco años (hasta el año 2005) para que todos los países de la Unión hicieran suya esta decisión. Debe recordarse que en el año 2003 fue prohibida la extracción de amianto y la fabricación y la transformación de productos de amianto.

Centrándonos en nuestro ámbito nacional, desde 1940 se han regulado restricciones
a la exposición al amianto en el trabajo. En 1947 se incluye la asbestosis en el cuadro
de enfermedades profesionales y en reglamentos sucesivos se va restringiendo la concentración máxima de amianto en los lugares de trabajo.

La enfermedad del mesotelioma se conoce por primera vez en España en 1971
(Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de septiembre de 1997), y la normativa sobre
límites de partículas de amianto en el aire contenida en el Decreto de 30 de noviembre
de 1961, permaneció invariable hasta el año 1984, en que pasa a equipararse a las
normas internacionales, pero no puede negarse que la inhalación de asbestos y del polvo
de amianto ha sido considerada como motivo de riesgo, desde el Decreto de
Enfermedades Profesionales de 19 de julio de 1947 y ya en el Decreto de 13 de julio
de 1961 se alude al amianto como causante de la asbestosis.

En consecuencia, las empresas tenían obligación, normada ya en 1947, de adoptar
precauciones en orden a preservar la salud de los trabajadores, por el riesgo del polvo de amianto.

http://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/1_1925_guia_fibrocemento_redes_agua.pdf

VIII Encuentro de Expertos en Seguridad y Salud Laboral de Andalucía (MATERIALES).

El acto se desarrolló en el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla, a cuyos integrantes debemos agradecer su excepcional apoyo.

Así, a lo largo de la jornada del jueves 23 se compartieron con ilusión todo tipo de buenas prácticas, promoviendo y trasladando logros y experiencias positivas para remover los obstáculos en relación con el objetivo de concienciar de la importancia de la prevención y la cultura preventiva. Con el conjunto de materiales que se incluyen a continuación, es posible hacerse una idea fidedigna del mismo, especialmente viendo este VIII Encuentro en diferido, tras su retransmisión completa en directo.

http://acessla.org/23112017-exito-rotundo-del-viii-encuentro-de-expertos-en-seguridad-y-salud-laboral-de-andalucia/

Aproximación a las causas ergonómicas de los TME de origen laboral.

En los últimos años, el peso de estos trastornos en la siniestralidad registrada en Andalucía no ha hecho sino aumentar de forma significativa y sostenida. En 2006, casi un 32% de los accidentes se debieron a sobreesfuerzos y, de ellos, un 56%, que supone casi 30.000 accidentes, son en principio atribuibles a causas ergonómicas, aunque no siempre los datos recogidos en los partes hayan permitido concretarlas. En cuanto a las enfermedades profesionales del mismo año, las patologías musculoesqueléticas representaron nada menos que el 86% de todas las declaradas.

http://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/1_2048_causas_ergonomicas_trastornos_musculoesqueleticos.pdf

Historia de la seguridad en el trabajo en España.

Este libro contiene una visión histórica de la prevención laboral muy enriquecedora, atrevida, pero fundamentada, y que nos permite afrontar las actuales políticas en la materia conociendo lo que se ha hecho y sobre todo, por qué se hace… Porque, como José Antonio trasluce en todo este libro, en el centro de las políticas públicas de seguridad laboral debe estar siempre la persona trabajadora, portadora de una dignidad incomparable, a respetar y fomentar por los titulares de los medios productivos. Y por ello, en primera instancia, todo trabajador por el hecho de serlo requiere siempre y en primer lugar, del entorno y de las condiciones laborales necesarias para salvaguardar su integridad y su bienestar físico y espiritual.

 http://trabajoyprevencion.jcyl.es/web/jcyl/binarios/210/874/HISTORIA_seguridad.pdf?blobheader=application%2Fpdf%3Bcharset%3DUTF-8&blobheadername1=Cache-Control&blobheadername2=Expires&blobheadername3=Site&blobheadervalue1=no-store%2Cno-cache%2Cmust-revalidate&blobheadervalue2=0&blobheadervalue3=Portal_TrabajoYPrevencion&blobnocache=true